8 consejos sobre cómo soldar acero dulce MIG

Si no ha soldado acero dulce antes ni ha soldado nada, el acero dulce es un excelente lugar para comenzar. En comparación con la soldadura de otros metales como el aluminio y el acero inoxidable, el acero dulce puede ser bastante indulgente, pero eso no significa que vaya a ser pan comido.

En general, el acero dulce se suelda mediante MIG o soldadura con varilla y se utiliza en la mayoría de las aplicaciones de construcción. El precalentamiento del acero dulce es necesario para material con un espesor de más de 12 mm. Las soldaduras de acero dulce más comunes son las soldaduras de filete y a tope. La mejor alternativa a la soldadura MIG de acero dulce en condiciones adversas es la soldadura con electrodo revestido.

Por lo tanto, este artículo es para todos los que buscan una guía sobre cómo comenzar con la soldadura MIG de acero dulce si han tenido problemas para soldar acero MIG o simplemente buscan algunos consejos adicionales sobre la soldadura de acero.

¿Entendiendo el acero dulce?

El acero dulce es un tipo específico de acero al carbono que tiene una cantidad reducida de carbono, y algunas personas pueden referirse al acero dulce simplemente como «acero» o «acero con bajo contenido de carbono». En general, la cantidad de carbono que se encuentra en el acero dulce varía de 0,05 % a 0,25 %. Además, debido a que el acero dulce no es una aleación, no encontrará grandes cantidades de otros elementos a excepción del hierro.

Generalmente, el acero dulce tiene un punto de fusión de 1350.C-1530.C (2462.F-2786.F) según el grado del acero, que está determinado por la cantidad de carbono presente en el acero. Por lo tanto, el acero dulce es uno de los metales más utilizados a nivel mundial y puede encontrar acero dulce en casi todos los grandes proyectos de construcción.

Al igual que con cualquier proceso de soldadura, necesita el equipo correcto para comenzar a soldar acero dulce. Tiene dos opciones principales para soldar acero dulce:

  • Soldadura GMAW/MIG
  • MMAW/Soldadura con electrodo o varilla

En esta guía, nos centraremos en la soldadura MIG de acero dulce. Sin embargo, si realiza muchas soldaduras remotas o en condiciones de viento y humedad, es posible que prefiera la soldadura MMAW de acero dulce.

¿Qué necesita para la soldadura MIG de acero dulce?

En esta sección, cubriremos los conceptos básicos de lo que necesita para comenzar con la soldadura MIG de acero dulce.

Equipo de protección personal: independientemente del tipo de metal que esté soldando con MIG, debe asegurarse de protegerse con un equipo de protección personal básico. La soldadura de cualquier metal puede producir humos peligrosos que contienen carcinógenos que podrían causar cáncer. Por lo tanto, junto con los guantes, las gafas de seguridad, las pantallas de soldadura, las capuchas y la ropa protectora, también debe considerar usar protección respiratoria.

Máquina de soldadura MIG: se requiere una máquina de soldadura MIG para soldar acero dulce con MIG y debe estar equipada con una pistola de empuje y tracción o un sistema mecánico de alimentación de alambre. Las máquinas de soldadura MIG suelen tener velocidades de desplazamiento más rápidas y tasas de deposición más altas en comparación con una máquina de soldadura TIG o de varilla. Hay varias máquinas de soldadura MIG disponibles para elegir, cada una con sus propias ventajas y desventajas.

Esmeriladora/lijadora: una esmeriladora o lijadora es esencial para eliminar la incrustación o el óxido del acero dulce, así como para preparar las juntas para soldar. El acero dulce puede ser mucho más difícil de esmerilar o lijar en comparación con los metales más blandos y puede requerir un poco de trabajo adicional, así que tenga cuidado con su preparación antes de soldar, ya que esmerilarlo y rehacerlo puede llevar bastante tiempo.

Cepillo de alambre: se puede usar un cepillo de alambre para limpiar los desechos y las incrustaciones de las juntas soldadas antes de soldar e incluso para limpiar las soldaduras después de soldar.

Gas de protección: hay dos tipos de gases de protección que se usan comúnmente para la soldadura MIG de acero dulce:

  • 100% CO2
  • 25-75 Mezcla de Carbón-Argón.
  • La más utilizada por aficionados y soldadores domésticos es la mezcla de carbono-argón 25-75. Le brinda un buen equilibrio entre la apariencia estética, la calidad de la soldadura terminada y la rentabilidad.

    ¿Qué influencia tiene el espesor del material?

    El grosor del material juega un papel muy importante en la determinación de las configuraciones de calor que utiliza al soldar cualquier acero dulce. A diferencia de las aleaciones, como el aluminio, el acero dulce absorbe mucho más calor y es más tolerante cuando lo suelda. Como resultado, el calor de la soldadura no viaja ni se propaga a través del metal tan rápido y le permite soldar áreas más grandes sin tanta distorsión.

    El acero dulce se puede soldar con MIG desde 2-4 mm hasta 100 mm y más con facilidad. Sin embargo, a medida que aumenta el grosor del material, también aumentará la cantidad de pasadas o corridas que necesita. El acero dulce más grueso también requerirá una mayor preparación de las juntas para garantizar que la soldadura penetre hasta la raíz del material.

    En casos extremos, cuando está soldando acero dulce extremadamente grueso, es posible que deba precalentar el material que se está soldando para ayudar con esas primeras pasadas o corridas de raíz.

    Cómo preparar mejor el acero dulce para soldar

    La preparación de su acero dulce antes de soldar es fundamental para la resistencia de la soldadura terminada y para garantizar que obtenga una buena penetración. En esta sección, siga los pasos a continuación para preparar su placa de acero dulce para soldar:

  • Limpio: si la placa de acero dulce es nueva y no tiene óxido, entonces no requerirá una preparación extensa antes de soldar. Sin embargo, si está soldando acero dulce viejo o una placa que se almacenó incorrectamente o se expuso a la intemperie, se requerirá cierta preparación de la superficie.
  • Lije/cepille: lijar o esmerilar ligeramente es la mejor manera de eliminar cualquier óxido o escamas de la superficie de su placa de acero dulce antes de soldar. Trate de no exagerar con el esmerilado, ya que puede debilitar la integridad estructural del acero dulce y también arruinar la estética de la pieza terminada si hay grandes marcas de esmerilado.
  • Precalentamiento: el precalentamiento de la placa de acero dulce generalmente solo se requiere para cualquier placa que tenga un grosor de 10-12 mm o superior.
  • Preparación de la placa: si está soldando a tope piezas de la placa de acero dulce, siempre debe colocar un bisel de 60 grados en el borde de ambas placas. Sin embargo, esta preparación puede variar mucho según el grosor de la placa y los requisitos del ingeniero. Debe haber un espacio de raíz de 1-2 mm, y se pueden usar placas de escorrentía y de escorrentía en ambos extremos de la soldadura para evitar impurezas en los arranques y paradas.
  • Encontrar la mejor configuración de velocidad y temperatura

    La velocidad de desplazamiento y la temperatura cuando se suelda acero dulce con MIG está determinada por el grosor del material o el tipo de unión que se está soldando. El acero dulce es bastante indulgente cuando se trata de la cantidad de calor que puede verter en él al soldar, pero siempre practique primero con algunas piezas de desecho para determinar los ajustes de temperatura requeridos.

    Llevar un diario o algunas notas de lo que está soldando, qué tan grueso es y sus configuraciones de temperatura y velocidad del alambre es una excelente manera de realizar un seguimiento de las temperaturas y configuraciones cuando comienza a soldar acero dulce por primera vez, especialmente si debe soldar múltiples. del mismo artículo o tiene artículos recurrentes que necesita soldar constantemente.

    Cuando suelde acero dulce, siempre debe empujar el baño de soldadura en lugar de jalarlo, aunque ambas opciones funcionarán. Empujar su baño de soldadura le permite ver claramente lo que está sucediendo mientras sucede en lugar de observar el resultado. Se recomienda un movimiento constante, sin pausas ni pasos. Una buena manera de extender hasta dónde puede soldar es configurar una barra deslizante para deslizar el guante.

    Su velocidad de desplazamiento debe permanecer constante para que haya cantidades iguales de soldadura en ambas placas, pero no demasiado rápido ni demasiado lento. Suave y consistente es la clave para una buena soldadura.

    Dirección de desplazamiento y ángulo de boquilla recomendados

    Debe tener un ángulo de 10 a 15 grados en su boquilla cuando realice una soldadura MIG de acero dulce y apunte su boquilla en la dirección de desplazamiento. Esto se conoce como empujar la soldadura y le dará un buen campo de visión y le permitirá hacer ajustes menores a medida que suelda en ángulos, velocidad de desplazamiento y cobertura de gas.

    Mientras suelda, debería poder ver claramente el área de la soldadura que está siendo protegida por el gas de protección alrededor de su baño de soldadura. Sin embargo, si viaja demasiado rápido o tiene un ángulo incorrecto en la boquilla, el baño de soldadura no estará protegido por el gas de protección. Esto puede introducir impurezas en su soldadura.

    Nunca arrastre su boquilla junto con la pieza de trabajo e intente mantener una longitud de alambre que sobresalga de aproximadamente 10 mm. Una vez que apriete el gatillo, deje que se forme el baño de soldadura antes de comenzar a mover la boquilla. Si encuentra que el baño de soldadura se está volviendo demasiado pequeño, intente reducir la velocidad de desplazamiento.

    Si el baño de soldadura de metal fundido se está volviendo demasiado grande o nota que la placa comienza a sobrecalentarse, intente aumentar la velocidad de desplazamiento o hacer un pequeño ajuste de temperatura.

    Al igual que con cualquier tipo de soldadura, puede tomar algún tiempo determinar los ajustes de temperatura, el ángulo de la boquilla y la velocidad de avance adecuados para soldar acero dulce. Sin embargo, la práctica hace al maestro, y hacer algunas soldaduras de práctica en una placa de acero dulce de desecho es una excelente manera de marcar sus configuraciones.

    Experimente con diferentes configuraciones y velocidades de desplazamiento hasta que encuentre el resultado deseado para usted o su proyecto.

    Identificación de diferentes tipos de soldaduras de acero dulce

    Hay dos tipos comunes de soldaduras de acero dulce:

    • Soldaduras de filete: las soldaduras de filete se pueden usar para unir dos piezas de acero dulce como una ‘T’. Puede realizar soldaduras de filete horizontales, verticales o por encima de la cabeza en acero al carbono. Las soldaduras de filete son más indulgentes ya que el grosor del material que se suelda se duplica de manera efectiva y no requieren una penetración del 100% para ser efectivas.

    Las soldaduras de filete suelen ser excelentes para los soldadores principiantes. Al soldar un filete vertical con acero dulce, puede elegir hacer una soldadura vertical hacia arriba o vertical hacia abajo, pero la mayoría de los soldadores creen que soldar en dirección hacia arriba brinda una mejor penetración. Sin embargo, dominar las soldaduras verticales hacia arriba es mucho más difícil que las verticales hacia abajo.

    • Soldaduras a tope: las soldaduras a tope son donde se unen dos piezas de la placa en el mismo plano o nivel. Sin embargo, las placas de diferentes espesores se pueden soldar a tope entre sí. Con las soldaduras a tope, por lo general se requiere que suelde ambos lados del tope, y se coloca una preparación de 45 a 60 grados en un lado del tope para asegurar la penetración de la raíz.

    El proceso de soldadura a tope implica colocar primero una corrida de raíz para penetrar en ambas piezas de la placa de acero dulce y luego una corrida de tapado. A continuación, la placa generalmente se voltea, la raíz se muele desde el lado inverso y el tramo de raíz y el tramo final se colocan en el lado inverso para completar la soldadura.

    La soldadura a tope de cualquier metal, incluido el acero dulce, requiere algo de práctica y habilidad y no se recomienda para soldadores principiantes.

    .

    Resolución de problemas comunes

    A continuación se presentan algunos de los problemas comunes que encontrará al soldar acero dulce y también cómo solucionarlos:

    Quemado a través/sobrepenetración: causado por calor excesivo o velocidad de desplazamiento incorrecta.

    • Aumente su velocidad de viaje.
    • Reduzca el ajuste de temperatura en la máquina.
    • Si está soldando algo pequeño, deje que el material se enfríe.
    • Reducir los espacios en el material que se está soldando.
    • Considere otra preparación o diseño de juntas.

    Soldaduras que parecen sucias: causadas por contaminación de la soldadura/cobertura de gas inadecuada.

    • Asegúrate de que tu plato esté limpio.
    • Intente ‘empujar’ la soldadura en lugar de tirar de ella.
    • Aumente el flujo de gas para asegurarse de tener una cobertura de gas adecuada.
    • Asegúrese de que la boquilla y la punta se hayan limpiado antes de soldar y que se hayan eliminado las salpicaduras del interior de la boquilla. Si su boquilla está sucia, puede bloquear el gas de protección.

    Configuración incorrecta de la soldadora

    • Consulte el manual que vino con su soldadora para asegurarse de que está utilizando las funciones y configuraciones correctas que se recomiendan para soldar acero dulce.

    La soldadura se ve fría/grumosa

    • Aumente la temperatura de los ajustes de su soldadora. A medida que aumenta el grosor del material, la temperatura también deberá aumentar.
    • Disminuya la velocidad de desplazamiento y asegúrese de no empujar el baño de soldadura más rápido de lo que puede fusionar el material principal.

    Consejos sobre cómo soldar acero dulce MIG – Conclusión

    Con suerte, ahora tiene una idea mucho más clara sobre cómo soldar acero dulce MIG, el equipo necesario, los procesos a seguir y algunos de los consejos y trucos para ayudar a mejorar sus habilidades de soldadura MIG.

    Soldar cualquier cosa, desde acero dulce hasta aluminio, puede parecer bastante intimidante cuando comienza por primera vez. Hay mucho ruido, calor y luz brillante, pero con el equipo y los conocimientos adecuados, podrá realizar algunas soldaduras decentes en muy poco tiempo.

    Como todo, la soldadura requiere mucha práctica y repetición. Una vez que domines la técnica, estarás en una posición mucho mejor para comenzar a abordar trabajos más complicados. Comience lentamente, tómese su tiempo y haga lo básico correctamente.

    Si tiene alguna pregunta o desea obtener más información sobre la soldadura MIG de acero dulce, no dude en ponerse en contacto conmigo directamente o considere suscribirse a mi boletín de noticias para obtener consejos y trucos sobre soldadura de tamaño de bocado regular.

    Si te gustó este artículo, echa un vistazo a mis otros artículos que escribí sobre el tema.

    Deja un comentario